Elektra de Sjoen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elektra de Sjoen

Mensaje por Elektra de Sjoen el Lun Ago 01, 2011 12:50 am



Elektra de Sjoen
Lek | La estricta | La puta
32 años ~ 23/02 | Heterosexual| Megan Fox | Reina


DESCRIPCIÓN FÍSICA


¿Conoces el color del mar? ¿Aquel que predice cuando se aproxima una tormenta? Sí, ajá, ese gris. Ese gris turbio. Sucio. Ahumado. Ese es el color de los profundos ojos de Elektra. Y avistan lo mismo que el mar. Muerte. Pánico. Pero pese a eso su cara fue tallada por Kysten. Dicen que es su encarnación. Tal vez se deba al perfecto perfil que tiene…Esa nariz puntiaguda, los labios carnosos, húmedos y carmesí que siempre muerde frente al hombre que quiere en su cama. Tal vez por las pecas. Las que le dejó la exposición al sol. Sí, lo ama. Ama el sol y bañarse desnuda en la playa. Por eso es que tiene el color caramelo en la piel. En toda su piel. Sí, esa también sabe a caramelo. ¿Por qué? Sus doncellas la duchan, la tocan y la perfuman para que siempre esté perfecta. Perfecta para meterse a la cama y enloquecer hombres. Se divierte, siempre se divierte por eso sonríe. Sonríe con esos labios rellenos dejando entrever su perfecta dentadura. Blanca. Recta…Inigualable. A menos que esté de mal humor. Y eso lo sabes cuando sus perfectamente delineadas cejas están arqueadas o cuando su ceño está fruncido. O cuando te mira como si evaluara tu vida.
También peinan esa larga cabellera de color ébano. Como el mar que refleja el cielo. Un cielo nocturno sin estrellas. Negro. Negro. Negro. Le llega a la cadera. Sí, porque así es más fácil arreglar peinados para sostener la corona de oro, plata y piedras preciosas. Que combinan a la perfección con los ajustados vestidos que usa. Con los corsés que dejan ver su pequeña cintura y sus anchas caderas. Con los cuales exalta esos pechos inmensos que no hacen más que bambolearse e hipnotizar hombres. Porque así gana todo Elektra, con sus encantos.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Desconfiada | Manipuladora | Lujuriosa

Describir a Elektra es complicado. Es como querer describir al mar que aunque tiene diferencias de un día a otro mantiene su esencia arraigada.
En principio comencemos por la faceta que muestra a los demás. Una cara seria y sin ningún atisbo de broma o buen humor. Considera que para ser Reina debe mantenerse regia y fuerte ante sus vasallos y el resto de su pueblo con el único fin de que aborten cualquier idea de conspiración o destrucción que tengan contra ella. En caso de que se observe algún gesto de buen humor, hay que tener cuidado. Es preferible conseguirla de mal humor pues sabes hasta donde puede llegar, cuando está en su buen día entonces el cinismo y la ironía se centran en cada palabra que sale de sus labios. Sonriendo puede sentenciar de la forma más creativa y dolorosa la muerte de alguien lo cual le causa un sentimiento puro de placer.
Delante de la gente suele ser cortés aunque sus palabras galantes están llenas de obligación. Si fuese decisión de ella trataría a todo el mundo como si fuesen perros a menos que supiera su importancia y pudiera utilizarlos en un futuro. He allí la raíz de su personalidad: La manipulación. Cuando quiere ser encantadora no hay arma ni humano que pueda oponerse a ella. Su sonrisa amable, sus ojos vivaces, sus roces casuales y los halagos que realiza suelen engatuzar a más de uno. Traerlos hasta su falda, llevarlos al lado oscuro. Darles y después quitarles. Atraerlos para torturarlos. Para obtener diversión en el sufrimiento de los demás.
Suele ponerse iracunda de forma muy rápida pues su límite "soporta tonterías" es bastante nulo. Nadie en el reino tiene permitido cometer errores. Controla desde el productor de leche hasta el que cosecha tomates. Todo tiene una cuota diaria que cumplir y se debe hacer al pie de la letra o de lo contrario pagarán las consecuencias. Probablemente con alguna sentencia de muerte. Ella considera cada error como algo que se interpone en su camino...Un obstáculo, un estorbo y en su opinión toda piedra en el zapato debe ser eliminada con premura pues si ya ha estado una vez ahí puede repetir la operación.
En cuanto a su familia, Elektra suele tener cierto aprecio ante ella. Les proteje pues su familia está primero... Contra viento y marea. No obstante, eso no detiene su lengua cuando tiene que castigar a alguien aunque se incomode profundamente. Para ella está claro que la familia real debe dar el ejemplo al reino y no acepta ningún error en ésta pues sino sería el reflejo del reino. Suele intentar darle consejos a ambas de sus hermanas, aunque no se les dé nada bien, pues sabe que ellas temen estar en su presencia. Hasta cierto punto lo prefiere así pues se evita de estar escuchando dramas de Sashka o verse en un espejo del pasado al mirar a Saskia.
Toda esta necesidad de que no surja un error nace a partir de sus 15 años, cuando literalmente perdió su razón del bien o el mal. Cuando fuerzas extremas decidieron arrebatarle una parte de sí y llevársela lejos...Lejos como castigo por un error cometido contra todo protocolo de la realeza. Desde entonces decidió que ella sería la mano ejecutora de las sentencias y decidiría según su parcial punto de vista qué sería castigado y que no. De ahí que su desconfianza sea otro de los puntos importantes de su carácter. Sabe que nada es seguro en el mundo y que la honestidad y fidelidad se compra con hogazas de pan y vino.
Otro de los aspectos de la extrema personalidad de Elektra es que no duda, ni por un segundo, la necesidad de estar con un hombre. Su séquito de la Guardia Real es quien día tras día satisface su placer. Sin embargo, al tentarse ante cualquier hombre no se detiene y lo lleva hasta sus faldas con una que otra palabrita agradable. Para muchos les resulta exótico meterse entre las piernas de ella, inclusive algunos han querido cortejarla pero a cualquier que se ilusione con tal tontería lo manda a recibir una paliza. En Klare Sjoen hay un sólo trono y es de ella. Así se quedará por siempre.
Para finalizar, siente cierta paranoia con las reuniones grandes de personas pues sabe que hay descontento general por su forma de mandar y piensa que en cualquier momento la conspiración puede nacer del seno de Klare Sjoen. Sin embargo, se escuda en las antiguas leyendas que dicen que Kysten al ver en peligro a su vacante podría poseerla y desplegar su poder para vengar cualquier daño realizado.

G ustos

~ Bañarse desnuda en la playa
~ Líarse con quien le plazca
~ El alcohol

D isgustos

~ Las mentiras
~ Perder sobre cualquier cosa
~ La irresponsabilidad

F obias

~ Quedarse calva
~ Que la destronen
~ Morir ahogada

HISTORIA PERSONAL

Es día de audiencia. El salón real está lleno de nobles. Un hombre de la Guardia Real bosteza y mueve su capa blanca cual espuma de mar. Como siempre, el sol reina en la estancia. La brisa marina se cuela por las ventanas. Pero el hedor a narcicismo y prostitución inunda el aire. Ah. Me equivoco. La Reina ha hecho su entrada. Es ella…Elektra de Sjoen. La Puta. Mierda…Me va a enviar al pozo. Corrijo, La Estricta.
Nadie lo dice en voz alta. Todos lo piensan. Susurran, cuchichean. Dicen cosas de ella hasta que sus ojos de tormenta, esos grises de muerte…se posan sobre ellos.

Es día de audiencia y la reina no está de humor. Sus doncellas corretean para ponerla cómoda. Pero nadie está cómodo en el Trono de Coral. No. Si hubiese comodidad los reyes y reinas se dormirían. Elektra se mete la mitad de una fresa en la boca. La tomó de la bandeja dorada que sostiene Arianna, su doncella principal. Saboreó el líquido que recorría sus labios. Elektra adoraba el rojo. El rojo sangre. Adoraba la pasión. El fuego. Sí… y la sensualidad. Elektra, La Puta, era lujuriosa. Le encantaba las reacciones que provocaba en los hombres. Casados o no. En su cama o en el balcón.

Deja de masticar cuando el primer pescador entra. Éste le cuenta la historia de su barco. Ese que perdió en la última tormenta. Dice que necesita ayuda. Elektra ladea la cabeza. Esta aburrida. Mira a Bryce un segundo con un gesto pícaro del que nadie se percata o fingen no hacerlo. Se lame los labios con lentitud. Como si sopesara la idea de hacerlo allí mismo. Tiene ganas de enrollar sus piernas alrededor de su cintura y sentirlo. Pero debe tranquilizarse, es Reina de Klare Sjoen, debe controlarse. Las mejillas la delantan pero nadie dice nada. La mayoría de los nobles ve al pobre hombre cuando termina de hablar y Elektra clava sus ojos en él.

-Venis a suplicar ayuda- Se levanta. Mala señal –¿Acaso os faltan brazos?- Ladea la cabeza mirándolo como si de repente evaluara su vida –Hay madera. ¿Teneis hijos?- Le responde que pasan todo el día entrenando con los Manskaps –Bien. ¿Es que acaso nadie de vosotros podeis ayudarle a construir un bote?- Pregunta a todo el salón con un tono irónico sabiendo que nadie le va a responder. Baja un escalón y su vestido de color azul marino bordado con hilos de oro se deja llevar por la brisa marina -¿Quereis que te dé un bote de mi guardia?- Pregunta en un susurro. Peor señal. Es como si destilara veneno. El marino la ve con terror –Un verdadero Kystenio hubiese hecho su barco. Nunca hubiese puesto una rodilla en tierra por algo que podría arreglar. Tal vez deberiais dejarle sin brazos. No los usa- Los nobles no emitieron sonido. El pescador soltó un grito ahogado. Sí, Rikel Blavien se quedó sin brazos. Fin de la audiencia. Elektra estaba de mal humor.

Baja el último escalón sin echar una mirada a nadie. Su cabello de color ébano se revuelve con la brisa marina. Dicen los sacerdotes que es la encarnación de Kysten. Pero... ¿Podría una diosa dejarse llevar por la avaricia y asesinar a diestra y siniestra?. Porque sí, detrás de esas manos suaves y delicadas hay una historia. Una gran historia que contar. ¿Sabes la maldición de los De Sjoen? Tiene nombre: Elektra. La muerte en Klare Sjoen tiene nombre: Elektra. Con K, para que resuene. EleKtra. Aquel que se interpuso entre ella y la corona ahora descansa en el Océano Høy Sjø. Descomponiéndose. Incluso sus padres. Nadie lo sabe, sólo Bryce, pero a él no se le permite hablar. Él se calla. No dice nada.

Elektra es la reina. Elektra es la reina y las mellizas son princesas. Katerina y Sashka son de la nobleza. Pronto las enviará a otro reino, casadas. Ya no serán amenaza. Nadie le quitará la corona. Dice que es inmortal. Y todos le creen.

La Puta es Reina. Desde hace 14 años.

avatar
Elektra de Sjoen
Reina de los Kystenios
Reina de los Kystenios

Mensajes : 115
Localización : Vann Castle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.