Vaikens & Nindëdrak

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vaikens & Nindëdrak

Mensaje por Elektra de Sjoen el Dom Ene 22, 2012 6:21 pm


Vaikens & Nindëdrak
Una relación complicada

Nacidos de la voluntad de Erhido, los dragones se autodominaban los reyes de cielo. Sí, se autodominaban pues existía la familia real de los dragones. Una especie sin igual que en su interior guardaba un conocimiento excepcional, valores importantes y además podían entender y hablar la lengua común y la de los dioses. O eso cuentan las leyendas pues pocos han sido los que han presenciado tal hecho. O por lo menos han visto de frente a un dragón y lo han contado.

Además de la familia real, estaban los dragones salvajes. Ellos siempre dejándose llevar por sus más básicos instintos: Hambre, cortejo, furia...Entre otros. Ante tal situación, y el peligro que presentaban tales criaturas para los humanos que Erhido y sus familiares habían creado con tanta dedicación, la familia real intentó controlar severamente a los dragones salvajes pero el éxito fue nulo. En realidad, lo iniciado había sido interpretado por las bestias como un ataque y por ende respondieron como lo haría un dragón: Destruyendo todo a su paso.

Suur Lohe se encontraba prácticamente en cenizas excepto por sus fronteras. Es por ello que los humanos estaban totalmente ignorantes del hecho pues la vasta extensión de tierra del reino de los dragones casi nunca era atravesada. Sólo los más intrépidos guerreros acudían al terreno prohibido a jugar contra sus miedos y demonios. O tal vez algún forastero perdido ingresaba ahí y nunca volvía a salir.

El asedio de los dragones salvajes fue fuerte y rápido, como un golpe de un látigo, contra la familia real. Duró semanas y semanas y las bestias ganaban la batalle pues los valores de los antiguos dragones no permitirían rebajarse a responder a tal situación con la furia necesaria. Cuando el núcleo más antiguo de las criaturas voladoras estaba destruido, tres o cuatro dragones empezaban a caer encima del Rey de Dragones, el último. Dicen las historias que su nombre era Skuul, otros que era Ziulk, pero en realidad nadie sabe a ciencia cierta cuál era su nombre, el único punto en común era la descripción de la majestuosa bestia que, con colmillos y garras, defendía lo que creía que era justo contra cuatro salvajes. La pelea había durado horas y se había extendido por parte de la planicie de Suur Lohe. Habían luchado en el cielo y en la tierra, en el fango y en la arena y el Rey de Dragones había derrotado a dos de sus cuatro contrincantes. Sin embargo, el fragor de la batalla estaba empezando a tomar cuenta y los dos contrincantes eran jóvenes y avispados.

En un giro hacia abajo para descansar las alas y pensar una forma de salir, el Rey de dragones observo a una curiosa criatura envuelta en tela púrpura. Andaba cojeando y el olor a sangre viajaba por el aire hasta donde él estaba. Era un bípedo, es decir, ninguna de las criaturas que vivían en Suur Lohe. No, era de las criaturas de Erhido. Un gruñido furioso cortó el aire - lleno de rabia y dolor, de decepción y autocastigo- y el bípedo alzó su vista clavando sus ojos en la magnífica criatura. Sus labios se curvaron en una sonrisa y un par de complicadas palabras salieron de su boca antes de desvanecerse sobre un par de árboles caídos.

El rey de Dragones daba una vuelta y volvía contra sus dos enemigos, sin embargo, los mismos habían desaparecido y un destello negro brillaba con lentitud sobre la superficie azul del cielo antes de apagarse completamente. Un pequeño sentimiento de victoria se alojó en su corazón y en su mente sabía que el bípedo tenía algo que ver con esto. Con un batir de alas descendió hasta el lugar donde se encontraba el bípedo dormido. Sus patas se apoyaron en el fango y su caminata se complicó pero con dos de sus pasos inmensos logró llegar al humano. Con el morro removió la capucha púrpura que cubría el rostro del bípedo y encontró un par de ojos negros que en otrora eran brillantes y ahora estaban por apagarse. Unas pestañas largas y negras que caían sobre unas mejillas pálidas. Era una mujer según tenía entendido.

Con una débil mano y una sonrisa frágil, la mujer acarició el morro del dragón y su mano se sintió cálida a su cercanía. Su voz, casi vacía, murmuró algo que los agudos oídos del Rey de Dragones escucharon:

-Alyna-
-¿De dónde provienes, bípeda? ¿Cuál es el nombre de tu familia?
-De todos y de ningún lado. Soy la matriarca de los desterrados-
-Muéstrame a tus crías-
-Aunque mi voluntad prevalezca, mi cuerpo me lo impide-
-Entonces que mi corazón sirva de refugio para tu voluntad. Y mis alas y garras protejan a tu linaje, Alyna Nindëdrak, hermana-


En un suspiro ahogado los ojos de Alyna se cerraron con suavidad y su espíritu fue adoptado por el Rey de Dragones. Ambas conciencias se mezclaron y un torrente de pensamientos intercambiados permitieron que el primer Vaiken de la historia naciera.







Última edición por Elektra de Sjoen el Mar Ene 31, 2012 1:46 pm, editado 1 vez


avatar
Elektra de Sjoen
Reina de los Kystenios
Reina de los Kystenios

Mensajes : 115
Localización : Vann Castle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vaikens & Nindëdrak

Mensaje por Elektra de Sjoen el Dom Ene 22, 2012 6:45 pm


Proceso
A seguir


  • Primer paso: Cada miembro de la familia Nindëdrak en su víspera de muerte, aproximadamente un mes y medio antes, recibirá una visión de su futuro Vaiken. Lo deberán buscar por cielo y tierra hasta encontrarlo. Tras eso deberá ser llevado ante la familia Nindëdrak donde se le explicará para qué fue elegido.

  • Segundo paso: Dos miembros de la familia Nindëdrak escudarán al futuro Vaiken al Despeñadero del Lazo. Allí se encontrarán con el cuerpo inerte de un humano y un dragón de mediana estatura acostado sobre éste. Es con él con quien afianzarán el lazo. ¿Cómo? El Vaiken debe tocar al dragón antes de que la criatura salvaje intente asesinarle. Así será la primera posesión.

  • Tercer paso: Ambas mentes, en perfecta armonía, convivirán en el cuerpo del dragón por unos pocos segundos antes de que la de la criatura se relegue a un espacio de tan vasto cerebro. El Vaiken poseerá el cuerpo del dragón absorbiendo los conocimientos de éste sobre la vida, el vuelo, la caza y asuntos del cuerpo del animal, es decir, se convertirá él en el dragón y deberá saltar del Despeñadero del Lazo haciendo así su primer vuelo y volviéndose oficialmente en un Vaiken.
    No se permiten noviazgos, ni amoríos. Toda pareja debe ser concertada. En caso de que exista algo contra estas reglas serán ejecutados.

  • Cuarto Paso: Tras eso, la mente del dragón descubre al Vaiken la localización del Rey de Dragones & Alyna. Deberá acudir ahí a presentar sus respetos. Y será entrenado por ellos en los primeros aspectos de ser un Vaiken. Esta posesión durará aproximadamente una semana. Mientras tanto los guardianes Nindëdrak custodiarán el cuerpo humano del Vaiken al Santuario donde siempre estará protegido. Hay que tomar en cuenta que el Vaiken también está levemente consciente de lo que le pasa a su cuerpo humano.

  • Quinto paso: Tras la semana de preparación principal, el Vaiken vuelve a su cuerpo humano, que se encuentra débil, con el único fin de reponerse y que los Nindëdrak les enseñes otros valores - más humanos- que deben tener los Vaiken grabados a fuego en su mente.






avatar
Elektra de Sjoen
Reina de los Kystenios
Reina de los Kystenios

Mensajes : 115
Localización : Vann Castle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vaikens & Nindëdrak

Mensaje por Elektra de Sjoen el Lun Ene 23, 2012 12:14 am


Detalles
A conocer


  • Los dragones, incluso los salvajes, respetan a la familia Nindëdrak y los Vaiken. Sin embargo, su límite de paciencia es corto para los jinetes de dragón y cualquier molestia la saldan con sangre.

  • Los Vaiken son conocidos como embajadores, aunque cada uno de los Reinos tiene su propio embajador en cada provincia puesto que los Vaiken no pueden residir.

  • Cada Vaiken puede poseer a su dragón independientemente del lugar donde se encuentre la criatura.

  • Tienen como principal responsabilidad mantener controlados, aunque esto incluya el asesinato, a los Cazadores de Colgantes con el propósito de evitar que los 12 perversos bajen a la tierra.

  • Aunque son identificados por su reino, el grupo de Vaikens es neutral con respecto a los problemas de cada reino. Los dragones le dejaron la responsabilidad de defender a los humanos aunque no sean de su propia sangre o gentilicio.

  • Sólo siendo un dragón pueden encontrar el nido del Rey de Dragones. En su estado humano, su mente no conserva tal recuerdo.

  • Siendo dragones no pueden hablar ninguna lengua. Sólo puede comunicarse con el Rey de dragones.

  • Todos residen con la familia Nindëdrak de forma permanente pero son libres de viajar a cualquier lado a través de sus caballos u otras monturas.

  • Los dragones NO se pueden montar.

    La administración puede cambiar los detalles de los Vaiken cuando crea necesario. Se le notificará a cada uno de los Vaikens cuando se realice alguna modificación.







avatar
Elektra de Sjoen
Reina de los Kystenios
Reina de los Kystenios

Mensajes : 115
Localización : Vann Castle

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vaikens & Nindëdrak

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.