Renard Aveling

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Renard Aveling

Mensaje por Renard Aveling el Mar Ene 17, 2012 11:01 am



Renard Aveling
Comandante
34 ~ 28/07 | Hetorsexual | Jonathan Rhys Meyers|Comandante de la Guardia Real de Rithiol Ddaer

DESCRIPCIÓN FÍSICA

- Peligroso, duro, astuto…esas son algunas de las cualidades de Renard, es un hombre fuerte , aproximadamente medirá 1,88 , el no le da importancia a su belleza aunque sepa que la tiene, ve bello lo fuera de lo común y no la belleza idealizada como se tiene en estos tiempos. Su pelo negro como el carbón enmarca una cara algo alargada con facciones fuertes y duras, sus ojos azules son, según el, su mayor poder siempre se le vió esa chispa de sabelotodo que le daba esa seguridad y prepotencia. Sus labios, carnoso el inferior y fino y tentador el superior, lo rodea una barba del mismo color que su pelo dándole un toque descuidado y provocador. Su torso duro como una roca, frío como el mismísimo hielo y suave como el tacto del terciopelo, cuando acaricia parece que el mismo infierno pasa por el cuerpo de la otra persona.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Conquistador | Fuerte | Leal

-Cada persona tiene una forma de ser, quizás más risueñas o mas sentimentales y románticas. Renard Aveling es un hombre sobre todo serio pero que esconde una sensualidad y atracción digna de su dureza, en su vida han pasado demasiadas cosas como para poder lanzarse sin conocer es observador y mucho, estudia a cada persona antes de actuar, aunque no tiene reparos en matar si debe hacerlo al igual que mandar a sus tropas a la batalla sabiendo que la valentía y la adrenalina ayudarían a el combate. Mentalmente fuerte e inteligente, utiliza el doble sentido con facilidad y le encanta dar vueltas a las cosas. Llevar el control le fascina pero por que nunca ha probado a nadie que le haya por lo menos dominado en algún aspecto. Su mente crea un millón de maldades algunas las lleva a cabo otras no, su miedo a la muerte esta anulado de hecho siempre ha pensado que la mejor muerte se encontraría en la cama de alguna dama. Su vida desde el primer día de entrenamiento para llegar a ser lo que ha sido ha pasado por tantas etapas que ni el mismo se da cuenta del poder en sus manos o lo que puede llegar a conseguir, dándole así un toque prepotente y creído que en parte es su encanto.

G ustos

~ Las mujeres
~ La Batalla
~ El aprender a amar

D isgustos

~ Las lagrimas
~ Las faltas de respeto a su reina
~ La desobediencia

F obias

~ Perder una batalla, desde que esta el al mando nunca perdió una.
~ No poder cumplir su palabra de proteger al reino.


HISTORIA PERSONAL

- ¿Que se puede esperar de un chiquillo de apenas 8 años cuando su madre muere y su padre decide internarle en el ejercito? Seguramente ese pequeño niño, asustado, que no entiende que esta pasando el por que de todo aquello, acabe muerto, mal herido o desaparecido. Solo unos pocos consiguen salir adelante, solo unos pocos se acostumbran a esa vida y se convierten en los mejores, pero el convertirse en los mejores tiene un alto precio. No tener moral, no tener miedo a la muerte, olvidarte de tu vida anterior y lo más importante, esconder tu corazón y sustituirlo por coraje y pasión.

Renard Aveling, un chico nacido en una familia prácticamente pobre , era un niño ante todo feliz su padre trabajaba en los campos mientras su madre le cuidaba y enseñaba lo poco que le enseñaron a ella. Pero la estrella de Renard nunca fue buena compañera ni le cuido como el hubiera deseado o como le habían explicado que debía ser...

Con su madre muerta el padre de Renard casi enloqueció, solo pensaba que haría con su pequeño hijo, que pasaría en sus vidas y lo único que pudo hacer es entregárselo al ejercito, el pensó que le darían una educación, unas bases y no moriría...por lo menos de hambre. Renard no entendía que pasaba el solo quería jugar con su padre y llevarle rosas a su madre al cementerio pero cuando se vio frente a esos hombres con espadas con armaduras sabia que algo se aproximaba. Sus sospechas fueron confirmadas cuando su padre le alboroto su cabello negro y le sonrió con tristeza sabiendo que seria la ultima vez que vería a su hijo. El niño lloraba en silencio el notaba en su pecho como algo se comprimía y como era protegido por una nueva coraza de coraje. El padre al ver a su hijo se arrodillo en el suelo y agarro su cara entre sus manos haciendo que le viera a los ojos-Renard Aveling-limpio el rastro de lagrimas y le volvió a mirar-Jamás llores, eso muestra debilidad y un Aveling jamás será débil.-miro a los hombres y estos se alejaron dejándoles intimidad-Quiero que seas el mejor, quiero que luches y quiero que aprendas todo lo que puedas...hazlo por este viejo-El pequeño Renard asintió-Te lo prometo papa...- y sin poder evitarlo se lanzo a el cuello de su padre abrazándole por ultima vez. El padre le abrazo unos instantes antes de apartarle de el y besar su frente-Que tu estrella te acompañe hijo mío-Renard pataleo, grito , lloro y lucho cuando los soldados le internaban en el campo que seria su hogar durante mucho tiempo. Renard había dejado de luchar pero esa fue la ultima vez que eso ocurrió.

Los primeros días el pequeño solo sentía vació y esa sensación de necesitar a su padre pero sobre todo a su madre, los besos en la mejilla cuando estaba enfermo o las cenas que siempre le dejaba a parte un trozo de pan con leche...

Los días pasaban y Renard parecía un títere controlado por los soldados, iba a clases , luchaba y se hacia mas fuerte sin que el lo supiera. Meses fueron los que pasaron para que el pequeño Renard empezase a salir de su cascaron, las clases le resultaban fáciles y en la lucha el era el mejor de todos los niños que se encontraban como el. Los soldados decían que el manejo de la espada era algo increíble para su edad, Renard escuchaba esos comentarios y se acordaba de su padre de lo que le había prácticamente ordenado...Seria el mejor.

GANA RENARD AVELING!- un muchacho de unos 20 años alza el puño de forma victoriosa mientras escucha los aplausos a su alrededor y vitoreos de esos que eran sus compañeros-Y ya van 10 seguidas...alguien mas se atreve?-alza sus brazos en forma de cruz y mira alrededor con esa mirada retadora y prepotente de saber que nadie le vencería por lo menos en ese lugar-Vamos!-volvió a animar riendo de lado. Al ver que nadie se animaba envaino de nuevo su espada y se revolvió su pelo todavía largo.

Aveling!-su capitán le llamo, así que dejo de hablar con sus compañeros en ese momento para correr donde el-Si señor?-se puso firme y cuadro sus hombros dejando sus manos en la empuñadura de su hasta ahora espada.-Iras al frente , hay disputas con un pueblo enemigo, probaremos si eres tan bueno ahí fuera-el capitán le había observado desde que entro en el ejercito, siguió sus pasos y sabia que podía llegar a ser el mejor-Cuida tus espaldas y recuerda-Puso su mano en el hombro del muchacho-Se estricto pero flexible...se seguro pero precavido y lucha por una razón...sino no valdrá la pena-Renard atendió al que casi había sido su segundo padre desde que llego-Será un honor capitán...-sonrió a la vez que entrecerraba los ojos excitado por la idea...Seria su primera vez en mas cosas de las que el se podía imaginar.

3 HURRAS POR AVELING!-todos los soldados alzaron sus cervezas en dirección del muchacho que descansaba al lado del teniente en esa misión. Habían ganado la batalla y el se había llevado unos cuantos golpes y alguna que otra herida pero lo mas importante que hizo fue proteger en esa batalla a el teniente cortando la cabeza de quien le iba a matar por la espalda. Cuando se vieron derrotados huyeron dejando a todo el grupo de Avelino victorioso-Eres peor que la reina muchacho! Vaya forma de cortar cabezas!-bromea un hombre gordo con barba que bebía sin control-El peinado le quedó mejor debéis admitirlo!-bromea recibiendo risas por parte de todos. El teniente le toca el hombro y asiente-Sigue así Aveling , ahora ve a descansar... mañana volverás al entrenamiento.-El muchacho asintió contento y con un saludo general se retiro a su tienda. Su contextura no era grande pero sus músculos estaban desarrollados por el paso del tiempo era virgen todavía aunque algunas muchachas ya le habían echado el ojo , pero el estaba demasiado centrado para darse cuenta de los placeres que le produciría una mujer.-Aveling-levanto la cabeza de los botones ahora desabrochados de su camisa para ver a una mujer del pueblo que había visto días atrás-Por fin volviste y veo que vivo-la mujer debía tener unos 30 años aunque mantenía su cuerpo perfectamente torneado, el había oído que era prostituta pero siempre esperaba a corroborar una historia antes de darlas por echo.- Perdone señorita...quien es usted?-con total tranquilidad se quita la camisa de su cuerpo dirigiéndose al lavabo para limpiar sus manos y su cara-Mi nombre es Lara, Lord Aveling- el muchacho la mira a través del espejo improvisado y sonríe de forma sin el saberlo encantadora para las damas-No soy lord señorita...Yo soy-se iba a presentar pero la mujer llamada Lara pego su cuerpo al de el con sensualidad-Se quien sois...y quien seréis-Algo le dijo lo que esa mujer buscaba de el y después de la excitación de la batalla algo le hizo lanzarse a los siguiente-Soy un crío...usted podría ir a cualquier tienda de este campamento y no la rechazarían-sus manos se enroscaron en la cintura de ella con fuerza y poder, por lo que la mujer sonrió complacida-Eres al que deseo , por que conformarme con otra cosa?-no se dijo mas el pequeño Renard esa noche aprendió los placeres del sexo con Lara, una cortesana su primera mujer, pero no la ultima...jadeos, gemidos , respiraciones y agitación es lo que hubo, la mujer nunca se entero de que le quito la virginidad al que posiblemente seria el mejor de esos tiempos en batalla. Con el alba el se despertó mirando a la hermosa mujer que dormía en su lecho. El pelo rubia de ella tapaba sus pechos y parte de su espalda, esos ojos verdes que le habían hipnotizado estaban cerrados en un descanso casi enternecedor pero el no sintió nada de eso aunque si lo pensó. Su corazón hacia mucho tiempo que no sentía nada, era su cuerpo el que hacia esa función.

Comandante Aveling-un Renard ya adulto con el uniforme a la medida puesto, giro sobre sus talones para ver a uno de los niños que estaban entrenando correr hacia el. Después de la muerte de su capitán y con el paso de los años le proclamaron comandante , ahora era mas fuerte, mas rápido, mas astuto, mas ágil...era el guerrero perfecto aunque como persona en ocasiones dejaba mucho que desear por esa seguridad y prepotencia por no tener ese temor a la muerte , ese desafío en su mirada...

-Dime Tobias-sonríe levemente dejando ver como ya los años pasaban por el...con ya 34 años su pelo empezaba a verse alguna cana aunque su corto cabello no dejase verlo mucho.-Tiene un mensaje, las doncellas me hicieron llamarle-Asiente lentamente y mira al niño recordando sus tiempos de aprendizaje-Así te romperás la muñeca-le pone como es debido la espada y le revuelve el cabello dejando que el niño siguiera con su entrenamiento, quizás los niños era su único punto débil, no podía evitar sentirse identificado con ellos.
Sus pasos solo dicen una cosa, respeto y Lealtad hacia el reino que protegía.-La próxima vez hacéis vuestro trabajo y no mandáis a un niño-Miro a las doncellas que asintieron-Le llego carta de palacio-dijo la mas anciana de todas, esa mujer le había preparado todos los dulces del mundo cuando era pequeño por eso mismo la pido para su servicio cuando tuvo esa clase de poder.

-Gracias Ana-la mujer se llamaba anastasia pero de pequeño el no sabia pronunciarlo bien y acabo llamándola Ana, cosa que a ella le hacia gracia-De nada Renard-era la única que tenia permitido llamarle así.

“Comandante Aveling mi mas sincera enhorabuena por su triunfo en el campo de batalla contra esos sublevados. Esta carta no es una mera felicitación sino también un nuevo puesto de trabajo ordenado por la reina, necesitamos un nuevo comandante para las tropas de defensa del castillo, el antiguo comandante murió y esta el puesto vacio. La reina me encomendó el trabajo de buscar al mejor y por lo que he oído y he visto usted lo es...espero su contestación lo antes posible.”

Arnold de ruar
Palacio de la reina Ginebra

Así que...la reina necesita nuevo comandante...-murmura en alto, ya había visto a esa mujer y sabia lo que decían de ella pero...donde estaba el riesgo. Se gira con una sonrisa segura en su rostro y mira a sus doncellas-Hagan sus maletas señoritas...viviremos en palacio.-las mujeres abrieron los ojos entre asustadas e impresionadas pero el solo se dio cuenta de que...el palacio desde donde el lo estaba viendo cada vez parecía mas frío.

Renard Aveling había cumplido la promesa a su padre...Era el mejor.




avatar
Renard Aveling

Mensajes : 10
Localización : Entre las Filas de mi ejercito

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Renard Aveling

Mensaje por Ginevra de Rithiol el Miér Ene 18, 2012 2:03 pm

Ficha aceptada.
Bienvenido a Erhidosia


Asesina de Hielo · Madre de Leandra · Reina de Ddaear Rithiol

Invitado la muerte es el don más preciado y brindaré con tu sangre cuando llegue el momento.
Víbora con piel de cordero:
avatar
Ginevra de Rithiol
Reina de los Zneos
Reina de los Zneos

Mensajes : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.