Lakya de Vind

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lakya de Vind

Mensaje por Lakya de Vind el Lun Ene 16, 2012 4:21 pm




Lakya de Vind
La Estratega {*} Musa
34 Lunas ~ 29/02 | Bisexual | Angelina Jolie | Reina


DESCRIPCIÓN FÍSICA


Es poseedora de una belleza exótica, lo que suele llamar la atención de aquellos con los que está o la ven. Esa fue la razón por la que la empezaron a llamar "Musa" cosa que a ella en ningún momento le incomodó.
Tiene unos rasgos finos y delicados.
Sus rasgos faciales son heredados de su madre; Los ojos son grandes, afilados de color verde con tonos color miel, están decorados por largas pestañas y cejas bien delineadas. Su nariz es perfecta, pequeña, fina y algo puntiaguda. En pocas palabras, triangular. Sus labios son como los de cualquier mujer, aunque son gruesos y carnosos, suele adornarlos con brillo para darles algo más de resalte. La forma de su cara es alargada lo que la hace ver más seria. El tono de su piel es bronceado, pero para nada excesivamente oscuro. Sus cabellos son largos, sedosos, de color marrón oscuro casi negros y a veces no son del todo lisos pues se forman ondulaciones.
Su altura no sobrepasa el 1,68cm, no tiene gran altura, por eso dice que; "Los mejores se venden en frascos pequeños". Cosa que en su caso es totalmente cierto. Su cuerpo está perfectamente proporcionado, teniendo perfectas curvas que adornan su cuerpo. Un lugar de deseo y pecado con el cual juega.
No tiene ningún problema con decir que es o lo que antes era, pero igualmente le gusta aparentar eso que en su momento fue y de lo cual fue "sacada" para ser eso que es ahora. Le encanta cuidarse, puesto que ella sabe que su cuerpo es parte de su trabajo y sin él no podría hacer nada, suele dedicarle muchísimas horas a mimarlo. Suele usar accesorios para adornar su cuerpo, como para su cabello. Normalmente suele vestir largos vestidos que se ajustan a su cuerpo, con ello consigue que los ojos de él la deseen. Aún así no suele mostrar más de lo que debe, suele comportarse y vestir como una auténtica dama de alta cuna.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Justa | Apasionada | Seria

Suele mostrarse como una mujer inteligente, estratega, ambiciosa. Descarada, arisca y arrogante. Le puede el poder y con ello también el control sobre las situaciones y lo que le rodea, por ello que si eso le falta puede sentirse insegura. Puede ser mentirosa si la situación lo requiere y si con ello consigue lo que se propone. Desconfía de todo y todos aquellos que no pertenecen a la corte, por ello no suele mostrarse amigable.
Es rara la vez que no parezca estar cabreada o molesta con aquellos que la acompaña, suele mostrarse violenta y poco le importa el dolor ajeno, mostrándose insensible.
Tras esa máscara que da a ver a los demás, se esconde una mujer apasionada y entregada, fácil de dominar y doblegar. Ella sabe de esa cara de la moneda y la detesta y aborrece con locura.

G ustos

~ Cada una de las Deidades.
~ El sol de la mañana cuando se cuela entre las cortinas.
~ Que Alakay la haga sentir deseada como el primer día.

D isgustos

~ Que Alakay la busque para "discutir"
~ Los días fríos o de lluvia
~ El olor de la arena mojada

F obias

~ Que alguno de sus planes o estrategias pudiese fallar.
~ Que Alakay pueda sustituirla por una mujer más joven.
~ Los lagos o ríos con demasiada profundidad

HISTORIA PERSONAL

Capítulo I
La llegada




-¡Madre! ¡Madre! -

Varias de las mujeres que estaban sentadas hablando entre ellas mientras hacían las labores de ese día alzaron la mirada hacia el lugar del cual venía aquella voz aguda y suave, pero solo una era a la que llamaban.

- ¡Ya llegan! ¡Ya están aquí!.-

La pequeña agitaba los brazos mientras llamaba a gritos a su madre de forma excitada. Siempre le había gustado aquello, el ver como llegaban los hombres del poblado cargados con nuevas cosas. Cyllan sonrió bajo su velo mientras se levantaba para ir junto a Lakya, apoyó su mano sobre el hombro contrario y la miró entre la tela del velo.

- Cálmate pequeña .-

Su voz calma y susurrante llegó a sus oídos como una dulce melodía. Sus pequeñas manos agarraron uno de los laterales del largo vestido y se mantuvo quieta, tal cual estatua observando como los hombres pasaban frente a ellas saludándolas como solían acostumbrar hacer al ver a la pequeña, al final de la gran caravana de caballos apareció aquella silueta tan familiar.

- ¡Padre, padre! -

Sus manos soltaron la tela y sus pies corrieron en la dirección de Falsk. Ese pequeño recorrido le pareció eterno, era como si el mundo quisiera separarla de su amado padre, ese que la había protegido todos esos años. Frente a ella se alzó la corpulenta figura del hombre, entre sus manos sujetaba las riendas del caballo, ese con el que había jugado desde que apenas era un pequeño potrillo. Se frenó de golpe abrazándose a las piernas de Falsk, su pecho subía y bajaba con fuerza y rapidez, dejando ver esa respiración agitada por el esfuerzo. Las grandes manos de su padre se apoyaron sobre los hombros de ella a la par que sus ojos se clavaban en su pequeña.

- Mi reina mora, tenía ganas de verte ya. ¡Incluso creo que creciste! -

Cyllan observaba la escena en silencio, aunque bajo aquel velo se escondía una gran sonrisa, no podía negar que amaba ver aquello. A pesar de eso, algo se avecinaba, algo malo estaba apunto de suceder y nadie podría evitarlo.

Falsk tomó en brazos a la pequeña y se encaminó hacia Cyllan, al estar junto a su mujer alzó la mano para acariciar su mejilla por encima de la tela. La mirada de su amado no transmitía tranquilidad, podía ver en sus ojos la preocupación. Hizo un gesto con su cabeza a la par que les indicaba que la siguiese, debía descargar el caballo y darle de beber y comer. Pero eso lo haría Lakya. Al llegar a las caballerizas bajó a la niña al suelo la cual corrió a los brazos de su madre, abrazándola a la altura de las piernas, Cyllan la acogió pero mientras tanto su mirada permanecía posada en los movimientos que hacía Falsk.

-Mi reina mora ¿Te encargas de Giralda? Está cansada, necesita beber y comer.-

-Claro que sí, yo la cuidaré-

La pequeña soltó las piernas de su madre para acercarse al animal, pasó su mano por encima del pelaje negro de Giralda, le encantaba hacer eso, le relajaba y hacía sentir segura. Observó como sus padres se retiraban juntos hacia su tienda, no dijo nada, no hizo nada tampoco, solo se quedó quieta junto al caballo.


Capítulo II
Dura separación


- No podemos tenerla con nosotros, lo sabes Cyllan.-

Los ojos de su mujer estaban llenos de lágrimas, lágrimas de dolor y rabia reprimida. Quería enfrentarse a él, decirle que su pequeña no era un objeto con el cual se podía comerciar, pero no podía hacerlo pues en aquel lugar las mujeres no eran más que aquellas que traían al mundo a los hijos y cuidaban de los campamentos mientras ellos vendían y compraban.

-¡Pero es nuestra hija! ¡Es tu reina mora! Cómo puedes darla... ¡Venderla! ¡Cómo tienes valor de tal cosa Falsk!.-

El cuerpo de la mujer cayó al suelo de rodillas, sus manos cubrieron su rostro ahora sin velo mientras rompía a llorar desconsolada. Su única hija iba ser vendida y ella no podía hacer nada. Era frustrante.

-Cyllan, por favor. Allá donde va estará mejor que aquí ¿Crees que se la vendí a cualquiera? Cómo tú dijiste... Es mi reina mora y al igual que tú me desgarra el alma el tener que dejarla ir.-

La voz de Falsk no cambió de tono, siempre era la misma, pero su mirada dejaba ver el dolor y preocupación. Se acercó a ella para levantarla del suelo con suavidad, no podía dejar que Lakya viese esa debilidad en ella.

- Ahora debes ser fuerte. Están al llegar y sabes que Lakya no querrá irse de aquí.-

Cómo si les hubiese escuchado, la niña apareció corriendo en la tienda, una vez dentro se lanzó sobre unos cojines riendo y dejándose caer sobre ellos, sus largos cabellos oscuros quedaron sobre las telas de los cojines y sus ojos se clavaron en las dos siluetas de sus padres. Por primera vez sobre la pequeña frente de Lakya se dibujaron unas arrugas de preocupación, sabía que algo pasaba, que le ocultaban algo.

Ahora es aliada, amante, mujer, reina y...
Futura madre
avatar
Lakya de Vind
Miembro de la Realeza
Miembro de la Realeza

Mensajes : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.